ENVÍOS ENTRE 24 y 72 HRS. PIDE TU DON LIMÓN A LA PUERTA DE TU CASA, DESPACHO SOLO EN REGIÓN METROPOLITANA (*)Excepto Pirque, San José del Maipo, Melipilla, Alhué, Curacaví, María Pinto, San Pedro, Talagante, El Monte, Isla de Maipo. Despacho gratis.

Los efectos de las bebidas gasificadas

Uno de los principales objetivos del negocio de Don Limón es proporcionarles a nuestros consumidores una opción saludable para hidratarse, refrescarse y complementar la ingesta nutricional de los alimentos que consumiremos en presentación sólida. 

Las Don Limón son bebidas funcionales por cualquier lado que se les observe, proporcionan al cuerpo hidratación, así como una cantidad de vitamina C apropiada para una persona en un día y, además, al mantenerlas a una temperatura baja también proporcionarán un delicioso efecto refrescante con las mezclas más deliciosas de la limonada.

Sin embargo, para mantener el producto saludable, Don Limón ha optado por no gasificar sus productos, ya que los efectos de esta propiedad, así como los de otros ingredientes de las bebidas gaseosas conocidas y mayormente demandadas, son realmente perjudiciales para la salud.

En este artículo te daremos a conocer un poco sobre los efectos adversos de algunos de los ingredientes que pueden componer las bebidas que conocemos como “sodas” o “refrescos”.

El efecto “dulce”: Azúcares y edulcorantes  

Las recetas de las bebidas preferidas de la gente contienen cantidades excesivas de azúcares, (por ejemplo, el aspartamo 100 veces más dulce que el azúcar o la sacarina, 300x más dulce que el azúcar) lo que las vuelve adictivas para quien las consume, generando una secreción excesiva de insulina en el páncreas, ya que la cantidad de azúcar a procesar la requiere, provocando un desajuste con el abuso de esta función que conocemos como Diabetes Mellitus tipo 2. Toda la cantidad de azúcar que no se absorba por el cuerpo para ejecutar sus funciones básicas se transformará en grasa que nos hará propensos a subir de peso rápidamente, y eventualmente podríamos sufrir enfermedades como obesidad o arteriosclerosis.

El efecto cancerígeno: Conservadores y acidulantes

Muchas de las sodas que se encuentran en las tiendas son adicionadas con conservadores, acidulantes, colorantes y otros aditivos químicos que se alojan en ciertos tejidos dónde pueden causar la aparición de células cancerígenas, así como propiciar la formación de tumores; los tipos de cáncer más comunes asociados al consumo de bebidas gasificadas es el de colon y de mama.

Daño en dientes y huesos

El Dióxido de Carbono CO2, el azúcar, el ácido cítrico tienen un efecto corrosivo en el esmalte dental causando de esta forma la aparición de caries y abscesos por bacterias alojadas en el interior de los dientes.

Además, los ácidos y la cafeína consumidos en grandes cantidades, es perjudicial para el esqueleto, pues la presencia de estas sustancias en el organismo interfiere con la absorción del calcio en los huesos, lo que paulatinamente resultará en la pérdida de masa ósea, que debilita los huesos favoreciendo la generación de osteoporosis; además de este mineral, la combinación de azúcar con ácidos dificulta la absorción de hierro al flujo sanguíneo.

El efecto adictivo: ansiedad y daños cardiovasculares

Uno de los efectos conocidos a nivel cerebral del consumo de azúcar y cafeína como fuente de energía es la alteración directa al sistema nervioso. Al consumir este tipo de sustancias placenteras se genera dopamina, pero, podemos caer fácilmente en el abuso dependiente de estas bebidas, presentar dolores de cabeza, arritmias cardíacas, insomnio y ansiedad.

Llevado a las consecuencias más graves en esta región del cuerpo, los efectos de los endulzantes pueden causar epilepsia y tumores cerebrales.

Otros efectos (Sistema digestivo y renal)

Además de afectar desde los dientes hasta el cerebro, beber refresco nos puede generar infección en vías urinarias ya que el efecto diurético excesivo que genera altera el funcionamiento correcto de los riñones, así como de la vesícula biliar.

El CO2 de los refrescos eleva la acidificación de nuestros jugos gástricos (naturalmente alcalinos) acelerando la digestión, aunque este efecto podría resultar benéfico para algunas personas, para otras el efecto se traduce en reflujo gastroesofágico, acidez y otros problemas de absorción de los nutrientes, esto puede ser especialmente peligroso para personas que padezcan gastritis, colitis y úlceras estomacales.

Conclusión y más información

En realidad, analizando la información que te presentamos pudimos concluir que, los refrescos y sodas tal como se producen en la actualidad nos traen más perjuicios a la salud que nutrición o funcionalidad, es por eso que te recomendamos buscar otro tipo de opciones para hidratarte o para complementar tu alimentación sólida.

A continuación, te dejamos un par de artículos con más información sobre los efectos nocivos de las bebidas gasificadas:

¿Cómo afectan las bebidas gaseosas nuestra salud?

Deja de tomar refrescos ahora mismo (por tu propio bien)

¿Tomar refrescos puede en verdad matarte?

Publicación más antigua
Publicación más reciente
Cerrar (esc)

¡RECIBE OFERTAS Y DESCUENTOS!

Déjanos tu correo para recibir informacion sobre nuestros productos, ofertas y descuentos.

Age verification

By clicking enter you are verifying that you are old enough to consume alcohol.

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar